ANREUSA


Asociación Nacional de Residentes Españoles en USA

Asistencia sanitaria de los españoles residentes en EEUU


Pequeños cambios en la asistencia sanitaria en España

 

Gonzalo Giménez Coloma

Consejero de Empleo y Seguridad Social

Embajada de España en Washington DC

 

En las últimas semanas se han publicado algunas informaciones confusas sobre una reforma normativa introducida en la cobertura sanitaria que ha entrado en vigor el 1 de enero de 2014.

 

Debemos comenzar por afirmar con rotundidad que nada ha cambiado en el derecho a la asistencia sanitaria de los ciudadanos españoles que residen en Estados Unidos que siguen teniendo acceso a la sanidad en España en las mismas condiciones y con la misma extensión con la que venían accediendo hasta el 1 de enero.

 

Entonces, ¿qué ha cambiado?

 

La cobertura sanitaria en España es enormemente amplia. El Sistema Nacional de Salud cubre a  todo el que trabaja por cuenta propia o ajena y está afiliado y en situación de alta en la Seguridad Social española, a los pensionistas del Sistema de Seguridad Social y a los perceptores de prestación por desempleo. También cubre a quienes residen legalmente en España, siempre que no tengan ingresos anuales superiores a 100.000 euros, ni cobertura obligatoria de la prestación sanitaria por otra vía.

 

La legislación incluye también en este ámbito de cobertura a aquellos desempleados que han agotado la prestación o el subsidio por desempleo. Sin embargo, en este supuesto no se exigía ningún requisito, ni temporal ni de residencia, lo que a la postre había dado lugar a algunos supuestos en los que el presupuesto español tenía que hacer frente a gastos sanitarios carentes de toda lógica, básicamente vinculados a un uso indebido de la Tarjeta Sanitaria Europea.

 

Así, pensemos en un ciudadano francés o rumano que, después de haber trabajado en España y de agotar su prestación por desempleo, regresa a Francia o a Rumanía. Allí acude a un hospital y presenta como documento de aseguramiento una Tarjeta Sanitaria Europea que le ha expedido España. En estos casos, de acuerdo con la normativa anterior, el Estado español podía verse obligado a abonar los gastos sanitarios de ese ciudadano que ya ha regresado a su país de origen y que ha fijado allí su residencia. Además, esa situación, teóricamente, podría prolongarse de por vida.

 

Por eso, la nueva norma introduce un plazo de 90 días al año en los que el España se hace cargo del gasto sanitario en que incurre un ciudadano de estas características en sus desplazamientos por la Unión Europea o el Espacio Económico Europeo. Transcurrido ese período, se le considera que ha fijado su residencia en otro país y deja de asumir sus gastos. Ello no impide que, en todos estos supuestos, cuando estos ciudadanos vuelven a España, recuperan el derecho a asistencia sanitaria con cargo al presupuesto español, si continúan cumpliendo los requisitos exigidos por la legislación española.

 

Aclaremos también que ello no afecta a estudiantes españoles Erasmus o a trabajadores españoles que prestan servicios en otro país europeo, que tienen asegurada la sanidad en virtud de otros cauces.

 

En consecuencia, la reforma pretende corregir que España tenga que asumir gastos sanitarios que no le corresponden, como son los ocasionados en otros países europeos por ciudadanos que ya han dejado de residir en nuestro país.

 

Derecho a asistencia sanitaria en España de los españoles que residen en EEUU

 

Los españoles que residen en Estados Unidos tienen derecho a cobertura sanitaria en España si se encuentran en alguna de las siguientes situaciones:

 

-      Los trabajadores que cotizan a la Seguridad Social española (trabajadores desplazados por sus empresas, personal de la Administración española en Estados Unidos, etc.)

 

-      Los pensionistas de la Seguridad Social española.

 

-      Quienes tienen suscrito un Convenio Especial con la Seguridad Social que incluya en su cobertura la asistencia sanitaria.

 

-      Los españoles de origen que sean trabajadores por cuenta ajena o pensionistas de jubilación o incapacidad permanente, cuando se desplazan a España durante las vacaciones o por estancias temporales. Para ello es necesario tramitar un programa. Para más información, póngase en contacto con nuestra Consejería (estadosunidos@meyss.es).

 

-      Transitoriamente, mantienen su derecho a asistencia sanitaria aquellos españoles que tenían suscrito el Convenio previsto en el Decreto 1075/70, como trabajadores por cuenta ajena.

 

Para mayor información puede dirigirse a:

 

Consejería de Empleo y Seguridad Social

Tel: +1 202 728 2331

Email: estadosunidos@meyss.es

 

EMBAJADA DE ESPAÑA EN WASHINGTON DC

2375 Pennsylvania Ave, NW.

20037 Washington D.C.

 

Vincula el aseguramiento sanitario de los parados que hayan agotado la prestación o subsidio por desempleo a la residencia en España. Y la extensión de esa asistencia en el exterior (UE, EEE o Suiza) podrá tener una duración de 90 días al año. Se expedirá un Certificado Provisional Sustitutorio, en lugar de TSE.

 

No obstante, en todos los supuestos, cuando los interesados (tanto nacionales, como inmigrantes cuya autorización de residencia en España siga en vigor) vuelvan a España mantendrán el derecho a asistencia sanitaria con cargo a España, si continúan cumpliendo los requisitos exigidos por la legislación interna española.

 

De esta forma, pretende evitar supuestos de ciudadanos que, al agotar las prestaciones por desempleo en España, trasladaban su residencia al extranjero y seguían cubiertos por la sanidad española, sin límite temporal.

 

Al regresar a España sólo tiene que solicitar de nuevo el aseguramiento y se le reconoce en el acto el derecho a la asistencia sanitaria, sin producirse ninguna desprotección.

 

 

 

 

 

La disposición final décima primera de la Ley 22/2013, de 23 de diciembre, de Presupuestos Generales del Estado para el año 2014, ha modificado el artículo 3.2 d) de la Ley 16/2003, de cohesión y calidad del Sistema Nacional de Salud, a fin de vincular a la residencia en España el derecho a la asistencia sanitaria pública de quienes hayan agotado la prestación o el subsidio por desempleo u otras prestaciones de similar naturaleza y no acrediten la condición de asegurado por cualquier otro título.

 

Por su parte la disposición final cuarta, apartado siete, de la mencionada LPGE para el año 2014, incorpora una nueva disposición adicional, la sexagésima quinta, a la LGSS sobre la pérdida de residencia a efectos de prestaciones de la Seguridad Social, estableciendo, en su apartado 2, que el derecho a las prestaciones sanitarias en las que se exija la residencia en territorio español se mantendrá aun cuando haya estancias en el extranjero, siempre que éstas no superen los 90 días a lo largo de cada año natural.